Estás aquí: Portal de Salud  »  Consejos  »  Suplementos dietéticos: ¿cómo se debe utilizarlos para que sean eficaces?

Suplementos dietéticos: ¿cómo se debe utilizarlos para que sean eficaces?

Publicado en categoría Consejos       
Suplementos dietéticos: ¿cómo se debe utilizarlos para que sean eficaces?

Los suplementos adecuadamente seleccionados pueden facilitarnos el proceso de la pérdida de peso – sólo hay que saber cómo utilizarlos.

Pastillas, tés, polvos y malteadas – los suplementos dietéticos son conocidos bajo muchas presentaciones y con diferente composición. Por lo general, son los extractos de plantas concentrados que muestran efectos adelgazantes o hierbas que se debe consumir en forma de infusiones. Sin embargo, la forma más completa y aparentemente más eficaz es la de pastilla. Una pequeña cápsula puede comprender una fusión de una variedad de sustancias útiles, y a continuación, su efecto es más eficaz. Además de los extractos de plantas, las cápsulas se llenan también a menudo con fibra, algunos elementos (incluyendo, por ejemplo, el cromo), y sustancias que se producen naturalmente en el organismo humano (por ejemplo, L-carnitina). Cada compuesto de la cápsula tiene que cumplir su propia tarea, por ejemplo, el cromo tiene que suprimir el apetito, la L-carnitina tiene que romper las cadenas de grasa y por lo tanto quemarla, el ácido clorogénico debe limitar la absorción de los hidratos de carbono, la fibra tiene que llenar el estómago aliviando el hambre y las algas marinas deben regular el funcionamiento del sistema digestivo.

Leyendo información sobre cómo actúan los diversos suplementos, es posible creer rápidamente en su funcionamiento. Todo suena perfecto, pero antes de buscar otras pastillas para adelgazar, vamos a cambiar nuestro enfoque de las mismas. Los suplementos no pueden actuar milagrosamente en cuanto a nuestros problemas de peso pero servirán de apoyo a la hora de quemar los kilos de más. Para perder peso se debe tomar en cuenta tres aspectos importantes; en primer lugar, debemos seguir una dieta saludable; en segundo lugar hacer ejercicios con regularidad, preferiblemente varias veces a la semana; en tercer lugar apoyarse con un suplemento dietético certificado.