Estás aquí: Portal de Salud  »  Consejos  »  Claves para combatir el estrés

Claves para combatir el estrés

Publicado en categoría Consejos       
Claves para combatir el estrés

Jornada interminable, reuniones de última hora, informes para ayer. Discusiones, conflictos, rutina non stop. Tu chico parece distante, pelea, te duele la cabeza. Apatía.

No tienes tiempo de descanso y, aún así, tu día necesita al menos 4 horas más para sacar adelante todo lo que te propones. Agobio. Todo empieza a torcerse, las cosas salen del revés y no tienes fuerza para dar un giro a la situación. Nunca sopla el viento a tu favor. ¿Qué esta pasando? Date un respiro, estás dejando sitio al estrés y está tomando las riendas de tu vida.

¿Estás sufriendo un episodio de estrés? Lo primero que tienes que saber es reconocer sus síntomas. Cansancio, cambios de apetito (disminución o aumento), insomnio, dolor de cabeza y cambios de humor. Ansiedad, sensación de frustración o de que no puedes con todo. ¿Te suena? Además de todo esto, el estrés influye directamente en los resultados de todo lo que hagas: estudios, trabajo… Te resta eficacia y reduce las probalidades de éxito. Tienes que ponerle freno. Te ayudamos:

  • Aprende a manejarlo. No dejes que te domine. Consigue que la situación (o la gente) no pueda contigo y tumbe toda tu confianza. Cuando notes que algo empieza a superarte, coge aire.
  • Sal de la situación estresante, aunque sea unos minutos y párate a pensar: ¿es todo tan malo como lo veo? Relativiza.
  • Intenta descargar lo máximo posible tu agenda y no tiendas a sobrecargarte de trabajo.
  • Prioriza. Haz primero las cosas importantes y no pienses en lo que viene detrás. 
  • Evita reacciones extremas. Algo puede molestarte, pero no encolerizarte. Intenta medir tus reacciones, estudiarlas, para poder suavizarlas.
  • Descansa. Respeta tus horas de sueño y permítete un ratito de desconexión. Mejor dedicarle una hora a tope (y hacerlo bien), que cuatro… y mal.
  • Haz actividad física. Libera endorfinas y suelta adrenalina.
  • Trata de ser positiva. 
  • Haz algo altruista. Pensar en los demás hará que alejes de ti (y de lo que te rodea) el foco de atención.
  • Regálate sonrisas. Pase lo que pase, no olvides que nunca debes perder el sonreír.

¿Se te va de las manos? ¿No puedes controlarlo? Consulta con un especialista, te ayudará a cortar el problema de raíz. No dejes que te pueda.

Fuente